Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


glosario

Diferencias

Muestra las diferencias entre dos versiones de la página.

Enlace a la vista de comparación

Ambos lados, revisión anterior Revisión previa
Próxima revisión
Revisión previa
glosario [2011/12/28 20:36]
notxor
glosario [2011/12/28 23:20]
notxor
Línea 33: Línea 33:
 ====== Manta a manta ====== ====== Manta a manta ======
  
 +Una fría y lluviosa mañana... bueno, en realidad era de noche y verano... pero era por dar a la historia algo de interés. No recuerdo muy bien cómo, ni si viene a cuento pero alguien preguntó algo y alguien contestó al otro alguien algo como que alguna vez había escuchado a alguien, que algo importante le dijo alguien a otro sobre ello. Ha quedado suficientemente claro y no hemos de darle más vueltas no sea el caso que por querer explicarlo más se entienda menos, que dijo ya Baltasar Gracián que lo bueno si breve, dos veces bueno (que ese viene a ser el secreto reproductor de los conejos, de a tres segundos el casquete). Disculpad las digresiones,​ la fábula es la siguiente:
 +
 +Erase una vez un labrador curtido por el sol y el duro trabajo que tenía un hijo más flojo que un saco de pelusa. El labrador empecinado en hacer un hombre de provecho de su descendencia lo mandaba todos los días a un huertecillo que tenían junto al arroyo. El muchacho no tenía mala disposición en absoluto, sólo era que cuando llegaba al huerto miraba todas las cosas que había que hacer: arrancar malas hierbas, labrar, abonar, sembrar, podar, etcétera, se le venían abajo las fuerzas y había de reponerlas recostándose a la sombra de algún árbol. Incluso se llevaba una manta de cálida lana para cumplir esa tarea de la mejor forma posible.
 +
 +Llegó el día en que la paciencia del labrador se agotó. Y aunque su primera intención fue medirle las costillas al hijo con el palo de la azada lo repensó un momento y le dijo al muchacho: "​Verás,​ hace semanas que deberías haber terminado la labranza del huerto y cuando me he pasado por allí he visto que no has hecho nada... y no estoy por alimentar vagos."​ El hijo miró en dirección a su madre en búsqueda de apoyo moral, pero viendo que los que comparten colchón son de la misma opinión, tragó saliva y dijo: "​Padre,​ es que el trabajo es tanto que no sé por donde empezar."​ El labrador volvió a repensar lo de arrimarle un coscorrón pero lo pensó mejor viendo que si lo hacía quizá esa noche durmiera en el pajar, con las caballerías,​ así que dijo: "Vamos a hacer otra cosa, cuando vayas al huerto vas a extender tu manta para descansar, pero antes arrancarás las hierbas y labrarás la tierra de debajo, que dejándola blandita descansarás mejor. PERO, debes poner la manta cada día en un sitio sin repetir nunca. Dime ¿lo harás así?" Viéndose pillado el hijo asintió e hizo lo que el padre le indicó. Al cabo de un mes el labrador se pasó por el huerto y vio el trabajo hecho y a su hijo descansando bajo una encina. Se acercó y le preguntó que cómo había hecho el trabajo, a lo que el muchacho contestó: "​¡Padre,​ manta a manta la huerta no es tanta!"​.
  
glosario.txt · Última modificación: 2011/12/28 23:20 por notxor