Como todos sabéis, cuando una Aventura no es buena, pasa a una de las siguientes categorías; mala, muy mala, pésima y La Corona.

Todo en éste programa son fallos, empezando por ponerlo a la venta, pero dejándonos ya de elogios, vamos a dar un repaso a su "guión".

Según el mismo, somos los herederos de la corona de Austenberger, pero nuestro pérfido, malvado y además gemelo hermano nos ha secuestrado y abandonado en el desierto de Sulvenberg. Tendremos que encontrar por ahí una llave y nuestra espada, que algún idiota habrá robado para luego tirarla. Por cierto, la llave abre la entrada secreta del castillo, que está vigilado por los guardias de tu hermano (¿ y cómo lo distinguen de tí?).

Ahora vamos con lo bueno, el desarrollo del juego. La lógica brilla por su ausencia, o quizá lo que brille sea el nulo dominio de las banderas del GAC. Ejemplo, llevamos zapatos. Si nos los quitamos en el desierto nos abrasamos los pies. Hasta aquí bien, pero entrando en una gruta que hay al Norte y hacemos lo mismo también nos abrasamos, curioso ¿no?. Otro más: En cierta localidad, si cavamos, encontramos una bolsa de dinero. La cogemos, hacemos un inventario y ... no está !. Miramos al suelo, volvemos a ver la bolsa, la cogemos y otra vez lo mismo, y en el inventario nada de nada. Si se te ocurre examinarla, te soltará un "Es la ilusión de todos los días", frase de lo mas concisa, y cualquier otra alusión que hagas respecto a la bolsa, responderá con un "30" en la zona de mensajes.

Y si queremos ver una cosa rara de verdad, sólo hay que teclear una palabra de cuatro letras que corresponde a una necesidad fisiológica. Nos suelta un "Está un poco oxidada", mensaje que corresponde al ... "examina pala" !

Por cierto, si los bandidos del desierto te matan, lo único que hay que hacer para evitarlo es entrar con una pala en su localidad. Se ve que te lías a palazo limpio y los numerosos, curtidos y armados bandidos huyen despendoladamente.

Seguro que os atascáis con la botella que está idem entre dos piedras. No os preocupéis, no se puede coger. Con un "beber botella" basta. La otra botella, que sí podemos coger, debemos llenarla en el pozo de la cueva, para soportar el calor de una pantalla que nos impide entrar en ella si no hemos bebido antes.

Volviendo al comentario de la aventura, esperemos que el señor Don Pedro Amador López (13 añitos) tenga la bondad de depurar un mucho su próxima aventura (si encuentra quien se la publique, claro).

Y por último, los gráficos. Con dos palabras basta: De pena. La pantalla de presentación es la peor que he visto, y con mucho. Los gráficos del dueño de la tienda y de la misma tienda son horribles, por no hablar del interior de las cuevas, y lo único que se salva son los gráficos del desierto, que sólamente son aceptables.

Si alguno de vosotros piensa que este comentario ha sido bastante duro, tan sólo tenéis que echarle un vistazo al programa y volver a considerarlo entonces.

Programa: LA CORONA
Casa: System 4
Autor: S.P.E.

(Pedro Amador López)