Desde luego, parece que las compañías de distribución de juegos se han puesto de acuerdo a la hora de sacar al mercado malos conversacionales, aunque hay que remarcar que el programa que ahora nos ocupa no lo es en el auténtico sentido de la palabra.

Pertenece al tipo de aventuras dirigidas por iconos, en los cuales (para aquellos que no las conozcan) las diferentes opciones que podemos seleccionar están representadas por unos iconos o gráficos.

La pantalla está dividida en cinco partes. En el tercio superior hay tres, que representan la localidad en que nos encontramos, nuestro inventario y los créditos del programa. En el tercio central se visualiza el texto, y el en tercio inferior se encuentran las diferentes opciones, que son seleccionadas por un ratón que se mueve sobre ellas.

No os ofrezco la solución completa, ya que por simple eliminación de pantallas, podéis acabar el juego en una tarde. Lo que sí os ofrezco es el mapa del juego, con las pantallas "mortíferas" marcadas con una cruz. No he marcado el camino a seguir, ya que sólo hay uno para acabar el juego, ni he puesto las salidas de cada localidad. Es mejor que lo hagáis vosotros, para adquirir experiencia en mapear. (podéis tomar este como referencia para vuestros próximos trabajos mapeadores).

Respecto al argumento, vamos a hacer un pequeño resumen del mismo.

Por lo visto, un programador murió tras tener una idea para un programa que sería muy beneficiosa para la humanidad, por lo cual se le concede una oportunidad de volver a la vida si reúne una píldora de milagros concentrados, una cinta de vídeo y un certificado de reencarnación, pero con dos salvedades ; no puede volver nunca atrás, y si entra en una localidad dominada por los Pedro Botero's Boys (demonios, vamos) morirá definitivamente.

Lamentablemente, el desarrollo de esta idea se ha quedado muy corto. Comparándolo con el Cobra's Arc, que es dos años más antiguo, sale mal parado en casi todos los aspectos, y eso que el Cobra's no es ninguna maravilla.

El no poder retroceder es el punto más negativo del programa, ya que el poderse mover libremente por el mapeado es algo necesario para un aventurero, ya que el saber que si sales de la localidad en que estás, no podrás volver a ella, te deja un raro sabor de boca.

Por lo demás, no hay personajes moviéndose por ahí, no puedes hablar verdaderamente con los "robots" que existen, y las ayuditas que te suelta son de alivio.

En definitiva, es muy mala. Los gráficos se podían haber cuidado mucho mas, ya que el programa en sí no contiene nada. Por cierto, la música me ha gustado, pero eso es lo último en una aventura.

Rogemos que el señor Sergio Ríos mejore su próximo producto, o que se dedique a la colombicultura en lo sucesivo.

Programa: POST MORTEM
Casa: Iber Software
Autor: Genesis Soft

(Sergio Ríos)