EMULADOR DE SPECTRUM

Todos los que alguna vez tuvísteis un Spectrum, y cambiásteis aquél por un potente ordenador PC, seguro que aún añoráis algunos de los programas que solíais cargar. Pues bien, para vosotros está hecho este emulador. Ni más ni menos que un emulador de Spectrum para PC.

El emulador es bastante exigente en cuanto a velocidad se refiere, ya que sólo funciona bien en un 386 (preferiblemente a 25 ó 33 MHz) y requiere tarjeta gráfica EGA, como mínimo. Esto es debido a que el programa emula por software el chip Z80, que es el que lleva el Spectrum.

Por lo demás, si no os importa tener un Spectrum 'lento', podéis hacerlo funcionar en un 286. El emulador es impecable en cuanto a funcionamiento se refiere, el autor ha tenido en cuenta, incluso, la posibilidad de cargar programas del Spectrum usando un cassette conectado al puerto paralelo del ordenador.

En el escueto, pero claro, manual que viene junto al emulador se nos indica cómo construir el cable para este menester. Una vez cargado el programa, se presenta un menú de opciones entre las cuales la principal es la que nos permite entrar en el emulador.

Una vez pulsada esta opción la pantalla hará el típico apagado-encendido del Spectrum, tras el cual aparece el mensaje "(c) 1982 Sinclair Research Ltd." tal y como aparece en el genuino Spectrum (incluso con el mismo juego de caracteres). A partir de ahora olvidaos del teclado del PC ya que este emula con toda exactitud al del Spectrum. Así, si pulsamos P, aparecerá PRINT en la pantalla. Para cargar un programa recordaréis que se hacía con la sentencia LOAD "", tras lo cual sólo queda poner en marcha el cassette y el programa se cargará en el PC, incluso podréis oir el mismo ruido y ver las mismas rayitas en el borde de vuestro monitor.

Una vez el programa se haya cargado en memoria, podréis pasarlo a disco con la simple pulsación de una tecla de función. En cuanto a compatibilidad he de decir que lo he probado tanto con programas nuevos como antiguos, y en ningún caso ha dado problemas.

En definitiva, una maravilla para los que echen de menos a nuestro querido Spectrum, ahora en vías de extinción.

Javier San José