OPINION

UN POCO DE RESPETO, POR FAVOR

Estimados amigos del CAAD: Soy socio desde abril de 1991, y lector asiduo de Microhobby desde enero de 1989. Cuando recibí el nº 15 de este maravilloso fanzine lo leí con avidez, y cual no fue mi sorpresa al leer en la sección NOTICIAS DEL CAAD 15 ciertos calificativos hacia Microhobby, como "pseudo revista" o "revisteja", aparte de notar cierto ambiente hostil hacia la revista por parte de autor del artículo.

Ante todo esto, y por lo anteriormente expuesto, me siento en la obligación moral de, con todos los respetos, recordar ciertas cosas que deben inducirnos, al menos, a sentir un respeto profundo hacia Microhobby:

1- Antes de que naciera el CAAD, Microhobby ya promocionaba con dos secciones (realizadas por A. Samudio, del que en el propio CAAD se dice que "sin él, hoy no habría aventureros en este país") un género hasta entonces casi desconocido por aquí, la aventura. Por tanto, gran parte de la actual difusión de la aventura es gracias a Microhobby.

2- Mi forma de conocer la existencia del CAAD y de introducirme en su maravilloso mundo fue gracias a Microhobby (concretamente gracias a una de las secciones dedicadas a la aventura), y creo que muchos otros siguieron el mismo camino. También conocí y compré el PAW gracias a Microhobby.

3- Microhobby ha ayudado a conocer la aventura también con sus cintas (publicaron, por ejemplo, el Firfurcio, el Quijote, la Original y una demo de Cozumel).

4- A muchos aventureros no sólo nos gustan las aventuras, sino también otro tipo de juegos (luego eso de que "sólo os interesan dos páginas" no es del todo correcto).

5- Microhobby, actualmente, vende unos 25.000 ejemplares, y según el Estudio General de Medios, es leído por unas 150.000 personas (el CAAD, por desgracia, no creo que se acerque a los 1.000 ejemplares). Aunque sólo sea por eso, se merece un respeto.

6- Microhobby no cierra. Según la editorial de su último número (y cito textualmente): "hemos tomado la dolorosa decisión de interrumpir por un tiempo su salida para madurar sin improvisaciones la fórmula a emplear..." Así que de desaparición, todavía nada.

Quiero dejar claro, para finalizar, que respeto todas las opiniones y qye me gusta tanto el CAAD como Microhobby. También afirmo desde aquí que pienso seguir "gastándome un ojo en comprar la revisteja" tanto como para seguir suscrito al CAAD. Sólo me fastidia que no se tengan en cuenta los favores recibidos por el mundo de la aventura.

Un saludo cordial de:

Fco. Javier Peña Pareja. Socio nº 448 del CAAD y asiduo lector de Microhobby.

RESPUESTA DEL DIRECTOR

Estimado Fco. Javier: Lamentablemente, tu visión sobre Microhobby es muy distorsionada, ya que sólo puedes ver lo que ELLOS quieren que veas. Yo, que en estos años me he conocido los chanchullos y tejemanejes que se llevan las publicaciones tengo una panorámica mucho mejor que la tuya para emitir juicios u opiniones. Para demostrarlo, voy a responder a tus puntos uno a uno:

1- Microhobby "fichó" a Andrés Samudio en vista del auge que tenían las aventuras en España, y dado que en la redacción no tenían ni pastelera idea de qué era una aventura, Samudio se encargó con UNA sección de abrir una cabeza de puente (posteriormente vendría el Archivero).

2- Andrés Samudio y sobre todo yo hemos pillado buenos cabreos por la "promoción" que hacía MH de la aventura. ¿No sabías que los artículos de Samudio eran recortados sin miramientos para hacerlos caber en la revista? Además, toda mención al CAAD era inmediatamente censurada, arguyendo que "les podía hacer la competencia"... la breve reseña de que hablas se incluyó tras varios meses de discusiones y amenazas de cortar los artículos.

3- Microhobby no publicaba aventuras por amor al arte. Se llevaba sus buenos dineros.

4- Tanto en AD como en el club se recibieron MONTONES de cartas en que indicaban que sólo compraban MH por las secciones de Andrés...

5- Si el CAAD tuviese 1.000 socios, como tú apuntas, la portada sería en color, el formato más grande, habrían más secciones, y sin duda se distribuiría en tiendas. Lo único que alcanza y posiblemente supere esa cifra es el número de lectores, ya que cada socio le pasa el fanzine a X amigos (como dijo el hermano de un socio, "no me lo compro yo por que sería una estupidez"... con esa mentalidad nunca alcanzaremos los 1.000 socios. Baste decirte que hay un socio que es maestro de escuela, mira si hay socios potenciales ahí... (si Rogelio, va por tí..)).

6- Microhobby SI CIERRA. Esa bonita parrafada que sueltan es para quedar bien. Simplemente una revista sobre el Spectrum no da dinero, ya que las casas renuncian a sacar títulos para ese ordenador, y por consiguiente cierran el grifo de dinero que es la publicidad. Toda la redacción se ha pasado a Hobby Consolas, que es donde está el dinero, y probablemente saquen un especial de MH cada varios meses (con suerte) reuniendo todo el material que consigan.

Ya para concluir, te diré dos cosas más... MH no consintió que la sección "El Mundo de la Aventura" tratase a los clubes y la venta por correo. Prefirió eliminar la sección. La segunda cosa es que no avisaron a tiempo de su cierre y no se pudo dejar la dirección del CAAD para que todos los aventureros que seguían la sección y no tenían otros contactos tuviesen a quien recurrir. Según tengo entendido, ésto se reparará en cuando saquen el primer especial.

Créeme cuando te digo que yo era uno de los mayores admiradores de MH que existían. ¿Cómo si no crees que tengo casi toda la colección? Estaba entusiasmado con la idea de incluir comentarios del CAAD en las secciones de MH, por lo que te puedes imaginar la sorpresa que me llevé cuando dijeron aquello de "la competencia", cuando en Inglaterra existían más fanzines que ahora y anunciados y comentados en revistas oficiales.

Quizá la gota que colmó el vaso de mi paciencia fue el no comunicar a tiempo su cierre, y por eso me "explayé" a gusto en el CAAD 15. Siento mucho haber ofendido a alguien (si lo hice), pero sabiendo ahora lo que yo sabía entonces, creo que tu parecer será mucho más benévolo para conmigo. Un saludo.

Juan J. Muñoz Falcó

¿QUIEN DIJO QUÉ?

Esta es la primera vez que escribo un artículo para el CAAD (posiblemente no lo había hecho antes más por pereza que por falta de ideas) y, por desgracia, debo comenzar mi participación en el CAAD con una rectificación a dos afirmaciones hechas en el CAAD:

1.- En el CAAD 15, nuestro director afirmó que en Francia no se han realizado nunca aventuras, y la verdad es que sí se han producido, y muy recientemente además; se trata de MAUPITI ISLAND, de la compañía Laukhor y en la que un investigador privado llamado Jerome Lange debe encontra a un niño desaparecido en doce horas, si no quiere que su barco sea destrozado por un huracán. La verdad es que promete bastante, tiene gráficos VGA 256 colores, está totalmente traducida al castellano, y está realizado para usar iconos. Incluso tiene animaciones.

2.- También, y en repetidas veces se ha afirmado que en España no se realizan partidas de rol en vivo. Pues yo lo desmiento también. Precisamente hace unos días se celebraron unas partidas (los días 25 y 26) en Palma de Mallorca, debido a las fiestas de San Sebastián (patrón de la ciudad). Se trataba de un "Killer" con combates entre espías, incñuso en medio de la calle. También tengo noticias de otras partidas aisladas, pero no puedo dar fechas.

Creo que este artículo era necesario, para aclarar algunas preguntas de los socios, y a ver si nuestro director se informa mejor, que algunas cosas se anunciaban en revistas de gran difusión.

Menguod, el Kurita

RESPUESTA DEL DIRECTOR

Estimado amigo: Pasaré por alto tu ofensivo último párrafo, y me limitaré a demostrarte por qué no tienes razón...

1.- En el CAAD 15 me preguntaron sobre CONVERSACIONALES francesas (pag.37, 1ª pregunta), y tengo razón al decir que no hay. MAUPITI ISLAND se puede incluir junto con BAT (que yo citaba) o mejor aún, CAPTAIN BLOOD, como aventuras gráficas por iconos. No cité a MAUPITI debido a que el fanzine salió de mis manos rumbo a la imprenta en septiembre de 1991 (lo que significa que se realizó aún antes), y no tenía referencias del citado juego.

2.- En ningún momento he dicho que en España no se realicen partidas de rol en vivo. Lo que comenté en el CAAD 7 (pag.24, 2ª pregunta) era que no había ningún centro oficial dedicado exclusivamente a rol en vivo. Otra cosa son partidas aisladas debidas a alguna celebración, como tú comentas. Por cierto, no puedo decir nada sobre el asunto si no tengo información del mismo, ¿sabes?

En fin, con esto queda contestada tu opinión, y te recomiendo que leas bien lo que escribo, ya que creo que está lo bastante claro como para no inducir a error, como en tu caso. Un saludo.

Juan J. Muñoz Falcó

LAS CONSOLAS

Escribo este artículo para echar en cara el fallo que tuvo Luis Sánchez Palacios (ver CAAD 14; si, ya sé que hace mucho tiempo, pero no me daba la gana escribir antes) sobre su crítica a las aventuras de Lucasfilm. Estoy de acuerdo en ciertos aspectos. Por ejemplo, en que LOOM sea muy fácil, tanto que no podrá llegar nunca a ser una aventura tal y como nosotros las llamamos.

Pero hay que fijar un punto importante: ¿Te has dado cuenta de que el mundo de las consolas está arrasando el mercado? No quiero decir que me gusten las consolas (¿esos mata-marcianos?). Lo que intento decir es que en una consola la única manera de realizar una aventura es de esta forma (ya que esas máquinas asquerosas no tienen letras. Perdón por lo de asquerosas).

Sé de buena tinta que en la consola Nintendo se ha realizado (naturalmente en inglés) la aventura Maniac Mansion, tan famosa en el mundo de los ordenadores. Si las compañías se lo propusieran, podrían pasar cualquier aventura a la consola. Para ello también conozco la existencia de un aparato para Amiga que pasa cualquier juego a la consola Megadrive, con un máximo de 2 discos. Se venden el aparato y cartuchos vírgenes, pero naturalmente en Inglaterra. Esperemos que muy pronto se venda aquí. Y hay muchas aventuras que tienen dos discos y son aceptables, tales como la anteriormente citada Maniac Mansion o Operation Stealth. En mi opinión, defiendo las aventuras de este tipo, pues pueden ser las únicas que se hallen en todo tipo de videojuegos, consolas, ordenadores, etc. en su totalidad.

Carlos A. Paramio Danta

QUEJAS

Antes de empezar quisiera decir que cualquier revista o fanzine que quiera entretener y divertir debe guiarse fundamentalmente por las opiniones, los gustos y los deseos de sus lectores (que son los que verdaderamente dan vida al fanzine y ayudan a mejorarlo).

Pero en los últimos fanzines del CAAD he estado observando como entre los diversos y, por qué no decirlo, buenos artículos del CAAD, algunos socios y colaboradores han estado promulgando una serie de quejas (u opiniones) que lejos de prestar alguna ayuda, sólo empeoran el fanzine.

Para matizar diré que (por ejemplo) en el CAAD 15, Rubén Alberto Aguilera decía que el CAAD es caro y pedía ue rebajansen el precio (a lo cual Juan Muñoz dió una respuesta clara y concisa a dicho tema, que por supuesto no voy a repetir); lo que no se da cuenta Rubén Alberto es que actualmente cualquier fanzine que quiera sobrevivir y ofrecer lo que nos ofrece el CAAD ha de costar igual (si no más) que éste. Rubén, vete haciendo a la idea de que HOY TODO ES CARO.

Otro ejemplo sería el socio anónimo que preguntaba por qué tenía erratas el fanzine, lo cual si el CAAD tuviera una plantilla de profesionales en la redacción y producción del fanzine, esta pregunta no estaría nada mal; pero como, por desgracia, esto no es así y sólo está Juan Muñoz (el director) que hace lo que puede (que no es poco) y unos cuantos colaboradores que ayudan a que el fanzine siga adelante, hay que comprender el porqué de unas cuantas (que son más bien pocas) erratas y que el lector-aventurero que le hubiese gustado el contenido del fanzine no tendría en cuenta.

Con éstos ejemplos espero no haber ofendido a nadie, pues no es esa mi intención, sino hacer ver al aventurero que quiera escribir al fanzine dando alguna queja que piense primero en el bien que le puede hacer al club dicha opinión.

Por último quisiera animar a todos los socios del club a que escriban a la revista y colaborar así a su realización, toda ayuda es buena...

Cesáreo Palomo Bernal