Excelente el idea el pasar al ordenador como una aventura a estos angelitos, pero la verdad es que unos personajes tan entrañables se merecían un trabajo mucho más acabado que el que nos ofrece DRO a través de Magic Hand.

El guión no destaca por su brillantez, pero según el mismo habéis realizado gamberradas supremas, léase meter una rana en el pupitre del primo Empollín (aunque el primo de Zipi y Zape se llama Sapientín), atascar el tubo de escape del coche de don Minervo (en ningún tebeo he visto conducir a D. Minervo), etc ...

Sorprendentemente os entra un pánico cerval sobre lo que espera en casa (que debe ser una noche sin cenar y en el cuarto de los ratones) por lo que se os ocurre una idea (???) genial... regalar un tesoro a vuestros padres, cosa de lo más lógica y normal. Baste decir que el argumento, al igual que todo lo demás del programa, podía haberse mejorado notablemente con algo más de esfuerzo.

Tras cargar la primera parte, salen los créditos del programa, el cursor y... nada más. No acepta ninguna orden. Maldita la gracia de meter un bloqueo ANTES de empezar a jugar. Es algo que no había visto hasta ahora. Pero eso no es todo, tras saltarte este bloqueo (teclea JUGAR) te encuentras de frente con otro !! Lo mismo de antes, no te puedes mover a no ser que te "bajes de las nubes".

Una vez sorteados estos "ligeros" inconvenientes, comprobaréis que algunas descripciones tienen faltas ortográficas. Además, los mensajes que informan de las salidas están incompletos o son erróneos, sobre todo en las cuevas. Referente a los gráficos, solo decir que podían haber sido mejor realizados.

Al moveros un poco por el juego, os encontráis con el tercer bloqueo, que adolece de una fuerte carencia de lógica. Con la mano en el corazón, decidme vosotros ¿ os parece lógico que al coger una gallina y darte ésta un picotazo, te mueras del susto ?

Respecto a la segunda parte ídem de ídem. El aspecto gráfico mejora, aunque claro, a costa del número, que disminuye, pero esto es lo único que se podía haber dejado como estaba, y dedicarse a arreglar textos y sobre todo lógica del programa, que es donde se nota el auténtico trabajo.

Tras introducir la clave, te encuentras en un tren en marcha, del que no hay forma humana de bajar !! Bloqueo nada más empezar.

La explicación a todo esto es muy sencilla. Para evitar la falta de interés que produce una aventura sin argumento, el autor se ha limitado a sembrar el juego de bloqueos, para mantener al jugador ocupado y distraer así su atención de lo poco trabajado del juego. Por cierto, este era un truco muy utilizado en las primeras aventuras que salieron para el Spectrum.

Para cerrar este comentario, baste decir que esperamos que el equipo de creación de este juego mejore un mucho su próxima creación, y que, sinceramente, use un parser más potente que el desfasado GAC, o al menos lo domine mejor.