OPINION

JESBAR RESPONDE

Vuelvo a escribir a nuestra revista para responder a dos socios que en el número 20 contestaban a un artículo mío publicado anteriormente en el número 18, y voy a hacerlo por orden de aparición en la revista.

Referente al artículo "Piratería si, piratería no" de Cesáreo, simplemente quiero decirle que estoy totalmente de acuerdo con la respuesta que en la misma revista le da nuestro ilustre Director. Tal vez no me expliqué bien en mi anterior artículo, por lo que quiero ver si aclaro exactamente mi postura. A lo que yo me opongo rotundamente y estoy seguro de que Cesáreo también es a copiar (o comprar copias en los mercadillos) los juegos (en éste caso aventuras) que sacan al mercado las compañías y que podemos conseguir en cualquier tienda. Estoy de acuerdo en que los juegos descatalogados son un caso aparte y estoy a favor de copiarlos si es la única forma de conseguirlos.

Ahora quiero contestar a Eduardo Alvarez, lo cual es más delicado ya que es posible que me haya pasado un poco en mi primer artículo, sobre todo en el tono del mismo. Espero que Eduardo sepa disculpar mi "pasión", y me alegro muchísimo de haberme confundido. Sólo espero que no abandones las aventuras, ya que estoy seguro de que te engancharán como hicieron conmigo y con muchos otros.

Espero que todo haya quedado aclarado y que se hayan solucionado los malentendidos creados con mi escrito.

Jesbar

¡GRFXXX!

Eran las tres de la mañana, yo pusilánime en divagaciones históricas repasaba Roma, cuando para despejar el barullo paleolítico, megalítico y latino dejé de rememorar a la vetusta piel de toro y terminar de leerme el CAAD 19 ( por cierto, lejos de leerlo en el descanso estival por extraños retrasos lo leí en plena campaña de exámenes ).

Fué en la página cuarenta y tres, la fatídica página cuarenta y tres. Un socio del susodicho CAAD de cuyo nombre no me quiero acordar, me había hecho montar en cólera a tan intempestivas horas. No sé si el destino o los dioses, pero cierto es que en aquella página un papanatas, diciendo lo propio de su exiguo vocabulario, hablaba y hablaba sobre gráficos, PC's, megas, colores...

Debería decirle que no se ha hecho la miel para... En fin le agradecería que dejara de incordiar, que se comprara una consola para las cuales ya hay versionadas algunas bazofias de "Lucasfilm", y yo por mi parte seguiré jugando en mi PC con VGA y disco duro de muchos megas a aventuras que carecen de gráficos; a veces un poco de imaginación vale más que mil imágenes de doscientos cincuenta y seis colores.

A propósito, más vale que comprendiera lo que es una cosa y otra. Comparar en aspectos que resultan triviales en una conversacional a una gráfica es como hacer lo mismo con un relato y un cómic. Desde luego, ¡AVENTURA GRAFICA!, es una cosa en la que lo importante es el gráfico y ¡AVENTURA CONVERSACIONAL! es otra, en la que lo importante es el guión y la calidad literaria en los textos.

En fin, a raíz de esto, como sé que no escribiré otra vez, aprovecho para demandar solidaridad, porque un miedo cerval que casi roza lo irracional, un miedo a que la cultura light ( definiéndola como la pescadilla...) dé el golpe de muerte a la aventura conversacional. "Quis necavit"... , si quizá este ya muerta; desde el momento en que mis temores casi oníricos vislumbran el nacimiento de la "Spanish's Sierra" bajo el cadáver de AD, o cuando uno de los pocos (no se si llegaran a mil) que aun se aferraban al tecleo acuda a los grandes almacenes (templo del icono electrónico) a dar el réquiem a la conversacional, entonces mis horas frente a una pantalla dejarán de tener sentido.

Otrora hubiera mandado una carta bomba al vulgo en cuestión. Creo, y pienso que ya está bien, prefiero seguir con Agripa a molestarme en nada...

Zenón