OPINION

EN DEFENSA DEL ROL

Escribo para opinar sobre los juegos de rol, ya que algunos socios del CAAD opinan que hay que descartar el apartado dedicado al rol. Yo creo que el CAAD debe tratar sobre temas de Aventuras, como las aventuras conversacionales, de estrategia o de rol. El CAAD debe "abrirse" a todo tipo de aventuras, y los juegos de rol tienen mucho de aventura. Animo a los que hacen el CAAD a tratar sobre rol y que no lo descarten del fanzine, ya que probablemente yo no sea el único "rolero aventurero" socio del CAAD.

Pedro Pinillas Marqués

ARTE Y CONVERSACIONAL

Primeramente daré mi oopinión sobre el tema más discutido en éste momento: el tema Gráficas-Conversacionales. Creo que no hay modo de compararlas. No hay algo mejor o peor. Son géneros diferentes, y hay que dar todo el respeto a cada uno de ellos.

Sin embargo, como la literatura y el cine, se puede preferir un género u otro, y sinceramente, creo que el conversacional, por la libertad de acción que ofrece (un libro siempre ofrece situaciones de la que una película no puede hacerse cargo) prefiero personalmente el conversacional.

No estoy de acuerdo con los de Peñazo Soft. El conversacional debe crear un ambiente y una historia mucho mayor y más rica que el resto de juegos. Es bueno hacer de un juego algo divertido, pero no sacrificar con eso la historia.

Mi opinión es que se debe convertir el CONVERSACIONAL en un ARTE. Dar profundidad a los personajes (no dejarlos tan sólo en una bonita cáscara. Hay que hacerlos seres reales). Dar ambiente (largas descripciones, historia compleja, o cuya complejidad va en aumento...). El conversacional es un MUNDO. Es la simulación de una vida, la del jugador. Deben verse claramente sus sentimientos, sus aspiraciones...

El conversacional puede convertirse en una crítica, o bien en el desarrollo de los problemas del hombre. No tiene por qué ser tan solo un juego. Lo único que diferencia, a mi entender, la novela del conversacional, es la posibilidad de modificar la línea de la historia (y no demasiado) de su cauce original.

Si este concepto se tiene claro, el conversacional dejará de ser juego, para ser verdaderamente una forma de Arte.

P. Vinuesa

ENSEÑA COMO TODAS LAS COSAS AVISAN DE LA MUERTE (DEL SPECTRUM)

Miré las teclas del Spectrum mío,

si nunca fuertes, ahora desvencijadas,

de la carrera de la edad cansadas,

por quien caduca ya su poderío.

Fuí al estante: Ví que el polvo cubría

mis revistas viejas con programas,

quizá esperando que las llamas

destruyan lo que antes me servía.

Abrí mi cajón: Ví que, arrinconados,

los viejos juegos eran despojos;

mi joystick más corto y menos fuerte;

borrado por la edad ví un listado.

Y no hallé cosa en que poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.

PATILLAS POWER (y una mano de Quevedo)

PHANTASY

Esta es la historia de un joven que un día se enteró de que había en España Juegos por Correo, y quiso apuntarse a uno, concretamente a "Las Leyendas de Uzel", así que escribió a PHANTASY, la empresa que llevaba el juego, pidiendo información.

Esta contestó con una carta donde explicaba "por encima" las características del juego. Decía que había que mandar un giro de 500 ptas. para poder participar, y este joven, que es que escribe ésto, mandó 500 "pelas" de sus ahorros con la ilusión de participar en un JPC.

Pasaron un par de meses y no recibí nada, así que escribí a PHANTASY pidiendo explicaciones, a lo que me contestaron que HABIAN RECIBIDO EL GIRO, y que enviarían el material necesario para empezar a jugar en breves semanas.

Pero volvieron a pasar un par de meses... y otro par... y otro...

Y decidí volver a escribir pidiendo serias explicaciones (verano del 92), pero nada recibí... y el tiempo siguió pasando...

Y llegó la blanca Navidad, pero lo del JPC "ná", y volví a escribir mandando incluso el resguardo del giro, y todavía, hoy, ahora que ustedes están leyendo ésto, yo sigo esperando mi JPC (mi barba mide ya unos "pares" de metros).

Y finalizo con unas preguntas: ¿Qué pasó con mis 500 "pelas"? ¿Por qué no recibo nada de nada? ¿Tiene PHANTASY algo en contra de los sevillanos? ¿Cuántos metros de papel se necesitan para escribir los milímetros que mide un año-luz?

Miguel Angel del Aguila

ROL, GRAFICAS Y CONVERSACIONALES

Ante todo he escrito este artículo para defender a (o hablar en favor de) Melitón Rodríguez e intentar dar mi opinión sobre el tema de más candente actualidad en éstas páginas: la lucha entre conversacionales y gráficas. ¿Quién ha dicho que no defendemos a Melitón? Yo, al menos, sí. Y me gustaría que quien no jugase al rol no diera su opinión sobre El Mundo del Rol, si no te gusta, la solución ya se ha dado en éstas páginas: no lo leas. Una vez aclarado esto paso al 2º tema. Sencillamente, para mí no existen las gráficas. ¿Que quieres aventuras? ponte una Conversacional; ¿que quieres ver gráficos bonitos? pon la TV y vé unos dibujos, seguro que están mejor que las gráficas. Quiero dejar claro que no deseo ofender a nadie; sólo doy mi opinión. Un saludo.

Sergio Ruiz Alarte.

OPINION: CONTRARRESPUESTA DEL 211.

Al amigo Javier Camacho: Vale, buena respuesta. Casi nada que objetar a tu carta. Tan solo aclararte que sí he jugado aventuras gráficas, incluso tengo varias originales (no me mires así: son carísimas, no puedo comprar todo lo que quiero) pero que en mi opinión no reproducen el ambiente que se consigue en las conversacionales, ya que casi no queda espacio para la imaginación. Ojo, no me confundas con un purista: adoro los buenos gráficos, pero no quiero que las aventuras se basen solo en ellos.

Al amigo Kiko: Contigo disiento más que con Javier. Creo que los gráficos alcanzados en algunas aventuras conversacionales de 8 bits son estupendos (por citar algunas, en versión Spectrum: La aventura Original, El Ojo del Dragón, Cozumel, Gremlims...). La potencia del ordenador no implica que las conversacionales deban desaparecer. Más bien al contrario, deberían ampliarse y adoptar las nuevas tecnologías: música, más gráficos, mejores argumentos y sobre todo más descripciones y localidades.

También hablas de comunicarse directamente con el ordenador y escuchar sus respuestas habladas. Lo primero, por lo poco que sé, es dificilísimo. Hace poco un super-ordenador (que haría que un 486DX2 pareciese un Commodore 16K) las pasó canutas para traducir un conversación telefónica entre un inglés y un japonés. Y tampoco estoy de acuerdo con lo de que sea el ordenador quien lea las descripciones. Simplemente me parece mejor leer un libro que escucharlo en una cinta de cassette.

Al amigo Toni (no te asustes Juanjo, que ya termino): Aunque me pese, los conversacionales nunca han dominado la galaxia. Los arcades sí la dominaban, lo que no significa que sean mejores que las aventuras (que conste que no tengo casi nada en contra de los arcades).

Un saludo a todos.

FillFerro, socio 211 (NickName: los apodos son una costumbre que se remontan a los orígines del glorioso CAAD).