EDITORIAL

Ya estamos aquí de nuevo, y bastante más rápidamente de lo que muchos esperábais, ¿verdad? Podéis ver un nuevo diseño de la portada, y es que a partir de ahora, será Paco Zarco el encargado de realizar no sólo el dibujo de portada, sino también su composición en el ordenador, y la impresión de la copia final. Os aseguro que el resultado es muy superior a todo lo visto hasta ahora, como podéis comprobar vosotros mismos.

He recibido postales de varios de vosotros desde los lugares donde veraneáis, aparte de las del Feedback. Os agradezco mucho el detalle, y algunas de ellas harían subir la temperatura del cartero, porque vamos... qué potencia...

Dejando aparte el aspecto carnal, perdón, lúdico, no no, gráfico de las postales, me eran deseados unos relajantes días de vacaciones y que me pusiera muy moreno... bueno, el caso es que me he puesto negro, pero de trabajar. Este verano tampoco he tenido vacaciones (buaaaaa) y lo he dedicado por completo a poner el CAAD al día (lo he intentado...) y trabajar como un bwanamino. Al menos podré pagar la portada en color del anterior número sin vender mi camiseta...

Bueno, estoy seguro de que mis cuitas no ocupan el primer lugar de vuestras preferencias, y como este apartado sí, os dejo que leáis cosas más jugosas y menos tristes que mi arrastrada vida (me parece que me he pasado...).

Juan J. Muñoz Falcó

Director del CAAD