"Cine, cine, cine, cine.
                Mas cine por favor...
                Que la vida es solo cine...
                Que la vida es solo cine y los sueños...
                Cine son."

                                          Luis Eduardo Aute

Pasan los tiempos y pasan las modas. Atrás quedan los jurásicos, los últimos héroes, las tapaderas y, ¡cosas del celuloide!, vuelven con fuerza los westerns. El publico, ansioso de ver historias con fuerza, con guión, con argumento, ya no se asusta de espectaculares efectos especiales, ni fastuosos decorados, solo quiere pasar un rato agradable a la vez que entretenido viéndose reflejado en una pantalla blanca y evadiéndose de esta etapa de malos tiempos... Porque el cine es evasión y quien diga lo contrario miente como un bellaco.

Pues si señores. En momentos de crisis lo mas rentable son hacer películas baratas y poco imaginativas como remakes y comedias. Ahí tenemos a Tombstone, versión puesta al día de Ok Corral, o La huida, con un dúo explosivo (Baldwin y señora). Comedias histrionicas como Agárralo como puedas 33 1/3 o Una mujer en la liga 2 son claro exponente del "secuelismo agudo" que sufren las productoras.

La calidad hay que encontrarla con un microscopio electrónico, es decir, cada vez es un adjetivo menos empleado, sobre todo en lo referente al cine norteamericano. Sin embargo si bajamos un poco nos encontramos con gratas sorpresas venidas de países hispanos. Curiosidades como: El mariachi, Como agua para chocolate, Cronos, Fresa y chocolate, etc. dan fe de que hay que prestar mucha atención al resurgir de sudamérica (en especial a Méjico) y a como se debe hacer un buen filme sin tener millones en mano. Imaginación y voluntad, esas son las palabras mágicas.

Pero Europa no se queda atrás en calidad. Por fin la trilogía Tres colores ha llegado a su fin con Rojo. Estas tres extraordinarias películas son un plato que todo buen amante del cine no debe dejar escapar.

Tombstone, Geronimo, Wyatt Earp, Maverick, Bad girls... todos son westers que has sido ya estrenados o que les falta muy poco para ello. A los americanos les encanta glorificar su historia de como los valientes cowboys limpiaron todo el oeste de salvajes indios que defendían sus pobres tierras y familias. ¡Es tan tonificante el genocidio que hasta se recrean con el!. Si bueno. No todas las películas son así... también hay otras en las que el sheriff mata a el cuatrero y forajido, pero son las mínimas. No, no me gusta el western por muchas razones.

Veamos Sin miedo a la vida y disfrutemos con el excelente trabajo interpretativo de sus actores. O hagamos algo por el cine español disfrutando con Alegre ma non troppo.

Oscar para Belle Epoque. ¡Genial!. ¿Y ahora puede explicarme alguien lo que decía Jorge Sanz?. Durante toda la proyección no logré (y mira que puse interés) entender una frase entera de su dialogo. ¡Haber si se busca un profesor de dicción y le enseña de una vez por todas a m-o-d-u-l-a-r las palabras!.

Me dicen que Todos los hombres son iguales es muy divertida. Pues vale. Me quedo igual. Las comedias de situación no son mi fuerte y mas si salen los actores de siempre, esos que no dejan que las nuevas generaciones irrumpan en el mercado cinematográfico.

¡Adelante los ecologistas!. ¡Todos a ver Liberad a Willy!. Otra historia de amor cuasizoofilico entre una extraña combinación formada por niño-ballena. Si vas a verla llévate una buena provisión de kleenex en el bolsillo. Te harán falta. Con un poco de suerte la ballena se come al niño y nos ahorramos lágrimas innecesarias.

Y quiero mandar un merecido pequeño homenaje a un hombre, un gran director, único motor autentico del cine fantástico en España. El es José Piquer Simón. ¿Que no le conoces?, entonces deja de leer estas líneas porque lo tuyo no es el cine. Películas como Mil gritos tiene la noche, Slugs, La grieta o La mansión Cthulhu nos demuestran que aun queda gente por estos lares a la cual le gusta el fantástico y saben como hacer cine, ya ni bueno ni malo, con pocos medios y con muchas ganas. ¡Personas así nos hacen mas falta!.

¿Saben una cosa?, habrá Alien IV. Si señores, ya está en marcha la tercera secuela de la saga Alien y, para tan magno (?) acontecimiento, los alienigenas llegan a la Tierra a repartir bofetadas y agarracaras entre los humanos. ¿Funcionara o no funcionara?. Veremos. ¡A mi me gustó Alien 3!.

Vamos al cine. La sensación que te produce una sala es tan especial que... bueno... ¡ID AL CINE PARA DISFRUTARLO!.

Ha informado Ripley, ultima tripulante del Nostromo.

Fin de la transmisión.