Pan de ajo Pan de ajo
Un Relato de Humor "Doméstico"
facebook  Recomiéndanos en facebook
facebook  Vota en su Ficha en el CAAD
 INTRODUCCION   INSTALACION   RELATO INTERACTIVO   CRITICAS Y COMENTARIOS   PREMIOS   OTROS RELATOS 

Comentarios Sobre "Pan de ajo"

Algunos comentarios con SPOILERS (datos sobre la trama, puzzles, solución, etc.) están "invisibles". Seleccione encima del texto si desea verlos.


Baltasar
He estado probando esta aventura de Incanus, y la verdad es que no entiendo mucho de lo que está pasando, al margen de que mis padres son, aparentemente, cazavampiros, tal y como se comenta desde el principio.

He seguido la nota, y realizadas todas las tareas, no pasa absolutamente nada. Según parece, tengo una puntuación de 4 sobre 9, y eso me otorga la calificación de novato, pero no sé dónde puedo obtener más puntos. Hasta he salido de la casa, pero sólo puedo volver a entrar.

Creo que esta aventura tiene tres problemas: el primero, el nombre y el argumento/sinopsis, que no invitan en absoluto a jugar. Yo incluiría lo de que mis padres son cazavampiros en el argumento, para darle un poco más de interés. Y cambiaría el nombre, claro (eso ya lo había comentado).

El segundo problema es la falta de motivación: vale, sigo la lista y hago las tareas. Bueno, el cachondeo padre, vamos. Si es como en la vida real, no es divertido. Es anodino.

El tercero, un cierto componente escesivamente simulacionista presente en toda la aventura, y que para mi es ya marca distintiva de Incanus. Si la orden es "cortar el pan", y tengo el cuchillo en mi inventario, no te quejes de que no puedes hacerlo con las manos desnudas. Quéjate de eso cuando el cuchillo no está en el inventario ni en la localidad actual. Pues no: "corta los ajos con el cuchillo". Esto es un poco de la era del PAWS, en mi opinión.

Recuerdo que todo esto es mi opinión, aunque por desgracia, vaya en contra de esta aventura (por lo que sé hasta ahora). En cualquier caso, mi opinión es sólo mi opinión, y tiene sólo un valor bastante limitado.

Sólo un llamamiento: ¡Autores, motivad a los jugadores a jugar!

Publicado originalmente en el Foro del CAAD
Mel Hython
Buenas... me pidió Incanus que comentase su aventura y aunque aún no la he terminado quisiera decir un par de cosas.
  1. Coincido completamente con Baltasar en el tema de la facilidad de uso. Es imprescindible, lo del tema de tener que indicar el instrumento para realizar una acción cuando este es obvio no tiene ningún aspecto positivo y espanta a cualquier jugador ocasional.
  2. Discrepo completamente con Baltasar en cuanto a lo del título y demás. También me dijeron algo parecido con 'Casi muerto', que si no era el título adecuado y no se que más. Sólo el autor y nadie más que el autor, puede decidir cuál es el título adecuado de la obra y cosas cercanas como su portada. A mi personalmente 'Pan de ajo' me parece un título perfecto para esta obra y la portada me parece una genialidad. Nombrar con un objeto esencialmente relacionado con la obra aunque sea tangencial en la misma es muy superior a usar un título obvio y manido. Cada uno tiene derecho a nombrar su obra como le de la gana y a considerar qué clase de promoción es la más adecuada.
Publicado originalmente en el Foro del CAAD
A falta de pan mejor repartir tortas

A estas alturas no creo que mucha gente desconozca que Incanus es uno de mis autores favoritos de la escena hispana actual de relatos interactivos (casi como en su momento lo fue Carlos Sisí y su Heresville, y más tarde Monge y su Tribu).

No es una obra perfecta, pero me gusta especialmente su Macetas porque es una aventura larga que contiene una mezcla de todos los elementos del genero clásico en su justa medida: PNJs, impedimentos, conversaciones, exploración, historia inmersiva... le faltan cosas como PNJs móviles por la estación, pero dejemos los fallos para otra ocasión. Sin embargo, en esta obra ya se mostraba un defecto del autor, el que se ha dado en llamar 'las chamuceras de Incanus'. Por alguna razón que al resto de los mortales se nos escapa Incanus insiste en casi todas sus obras en obligarnos a realizar operaciones repetitivas y, sí, muy muy muy muy muy muy aburridas. En Macetas fue famoso el caso de la tarjeta de identificación y los ascensores, pero fue en la Pincoya, en donde se comentó más con sus 'chamuceras'. Con lo fácil que es evitar estas molestias, basta con observar el ejemplo de Amanda y los impedimientos repetidos autoresueltos.

En la obra que queremos martillear hoy, Pan de ajo, estos defectos que apuntaban en las otras obras se han transformado en vicios, un refinado arte decadente de hacerlo incómodo, ¿a propósito?. Pero no adelantemos acontecimientos.

En Pan de ajo -una obra que podía haber sido su participación en la Monstruosa, me alegro que fuese Pincoya, la verdad- Incanus nos sitúa en un papel que a priori es muy prometedor. ¡El hijo de una pareja de cazavampiros! ¡Diablos!, me dije al verlo, ¡al fin!. El hijo de Buffy, los hermanos Colt cuando críos, ¡el descendiente ignoto de Van Hallen!, por fin alguien nos da 'esa' perspectiva. Así que inicio la interlectura excitado por las posibilidades, terror doméstico, acompañar a un niño a descender por el horror. ¡Qué estimulante!... para abrir el apetito -como podría decir el Cruciforme de Eximeno. Pero pronto te topas de bruces con el peor enemigo de un relato, el aburrimiento.

El relato consiste básicamente en seguir al pie de la letra una lista de tareas dejada por 'mamá'. La lista de tareas hacen pensar que el mundo de 'ahí fuera' está dominado por los vampiros y que el más mínimo error puede llevarte a algo peor que la muerte. Sin embargo el niño va realizando esas tareas con total frialdad y carencia de emociones que roza la sicopatía. Durante la realización de estos encargos descubres que algo extraño está encerrado en un sótano de la casa. ¡¡Un vampiro!!, dirás, ¡acción!, si... pero en la obra es más bien otro vampiro, puff... Para acabar con él tienes que realizar otro conjunto de acciones monótonas y fáciles de adivinar, abrir la puerta y ya.

Ah, sí... el vampiro es el padre del crío, lo que visto el tono general de la obra llegado a ese punto no me sorprendió nada. El niño lo mata sin sorprenderse y casi se diría que sin que le tiemble el pulso. Finalmente termina como Harry el Sucio pensando en que, bueno, habrá que hacer lo mismo con la madre, probablemente
.

Argh!

Incanus, por favor, ¡tenías auténtico oro en paño y me haces esto! Mira, te doy un guión alternativo:

El niño se despierta como todos los días, pero algo ha cambiado. Sus padres no han regresado de su ronda nocturna. Revisa la casa y hay lo que podrían ser rastros de lucha aquí y allá. Sus padres no aparecen. Nervioso acude a la 'caja de emergencia' y de ella saca la lista de cosas 'que hay que hacer si nos pasa algo malo'. Revisa cada entrada de la casa, hasta las más remotas que en su imaginación van surgiendo (chimeneas, conductos de agua -los vampiros pueden hacerse gas-, etc...). Mientras realiza esto, encuentra una puerta bloqueada. Asustado escucha unos extraños ruidos tras la puerta. Se las tiene que apañar para forzar esta puerta. Abajo la luz se bambolea como si alguien la hubiese golpeado recientemente y bajo esta luz que deforma todo, en la que todo parece animado de forma terrorífica, encuentra un ataúd cerrado. Corre arriba a la casa y prepara unas estacas con las manos temblándole. Baja. Abre el ataúd lentamente para descubrir... nada.

Al tiempo un pájaro escapa del interior del sótano hacia la cocina, un gorrión de lo más inofensivo. El niño lo sigue y escucha la llave de la puerta principal. Corre hasta allí con el corazón en un puño y... ahí están sus padres. Perfectamente bien, que sólo se habían retrasado un poco
.

Así nos hubieses llevado por toda la historia usando la zanahoria del misterio y la empatía por 'el pobre niño', mientras que el sicópata mata-padres solo aburre y resulta un poco repulsivo.

El aburrimiento en la historia se complementa con una implementación, que aunque detallada y cuidada en muchos aspectos, llevan el 'efecto chamuceras' hasta una pirueta de trapecio, un triple salto mortal hacia atrás con tirabuzón de salida. La escena de la preparación del bocadillo de ajo roza la crueldad. No sólo es que la elaboración del bocadillo requiera un enorme montón de pasos que, sinceramente, ¿qué aportan?, es que el tratamiento textual es francamente inadecuado. Aunque el pan abierto 'sea' un contenedor, ¡¡no debe parecer un contenedor!!. Nadie lo describiría así en un texto habitual. A ver, Incanus, la influencia simulacionista no quiere decir que haya que obligar al interlector a realizar todas y cada unas de las microacciones necesarias para realizar algo. No. Se trata de añadir algo de realismo al mundo para que aparezcan nuevas formas de solucionar los impedimentos (si una nota es un papel, también puede servir para iniciar un incendio, por ejemplo), incluso formas no imaginadas por el autor pero que sean coherentes. Lo de las microacciones hay que reservarlo para cuando el interlector se enfrenta con algo que nunca ha visto, y sólo hasta que logra 'hacerse con ello'. Después de ello sólo es una molestia, algo a evitar.

Incanus, por favor, en tu próxima obra, ¡no pongas chamuceras!

Publicado originalmente en el blog Hit it
Mastodon
Yo he jugado ya la aventura hace unos días, más o menos cuando metiste el enlace en la Wikicaad. Es corta, no demasiado difícil (la resolví sin pistas, algo poco frecuente en mí, lo cual significa que es bastante asequible). Tiene ese lenguaje cuidado que según parece, es sello de toda tu obra, con respuestas bastante creativas a los comandos del jugador. Ya lo pude comprobar en "Ofrenda" y en ese sentido creo que mantienes el nivel. Los bugs que pueda tener son de los "leves" y en general se ve que la aventura está bien pulida.

En cuanto a la historia, siento decir que no me ha enganchado. No podría decir que es "mala", símplemente no me ha llegado. La presmisa del relato es, al menos para mí, demasiado "cotidiana". Aunque (sin reventar con spoilers) hay elementos singulares en la trama, creo que se podrían haber explotado más y retorcer un poco el desarrollo (especialmente al final, aprovechando esos giros). Casualmente jugué hace escasos días a "Pincoya", y me dejó un gran sabor de boca. Quizás eso haya influido en mi impresión de "Pan de ajo".

Sobre los comentarios que se están haciendo en el foro, tan sólo añadir un par de apuntes: a mí el título me gusta. De hecho es un título que llama mi atención y despierta mi curiosidad para jugarla, así que supongo que es más cuestión de gustos que otra cosa.

En cuanto a los cambios que dices que estás haciendo, por mi propia experiencia reciente te recomendaría que los dejaras reposar en tu cabeza antes de lanzarte. No admitas ni uno solo de ellos si no están en consonancia con tu propia visión del relato y NUNCA los hagas por contentar a nadie. Somételos a tu propia crítica y si después de eso te parecen lógicos, impleméntalos.

Publicado originalmente en el Foro del CAAD
Al-Khwarizmi
El argumento en sí es original, al ponernos en la piel de un hijo de cazadores de vampiros (el padre podría ser el famoso reXXe, tan conocido por "Vampiro").

El final está especialmente logrado, ya que yo por lo menos no esperaba encontrarme a mi padre ahí, y tener que matarlo nos deja con sensación de angustia y nos hace reflexionar.

Sin embargo, no me gusta cómo nos introducimos en el relato, no invita mucho a jugar.

En primer lugar, hay algo que creo que es un problema de diseño/implementación: para ver la introducción de la aventura, tengo que pulsar explícitamente "I". Si no lo pulso (y pulso, por ejemplo, enter en su lugar); aparezco en mi habitación sin saber muy bien lo que tengo que hacer. Es fácil no darse cuenta de que uno tiene que pulsar "I", a mí me pasó inicialmente (ya que normalmente en la "portada" de una aventura no suele haber información útil, así que le di a enter sin más). Creo que sería más adecuado que por defecto se mostrara la introducción, y en todo caso que haya una tecla para saltársela si uno lo desea. Pero no facilitar tanto el saltársela sin querer.

En segundo lugar, la premisa en la que nos coloca el relato al principio es poco motivadora, al menos para mí. Estamos en nuestra casa y tenemos que realizar unas tareas domésticas. A mí esto no me motiva mucho a jugar. Me motiva que yo me esté jugando algo, que haya un peligro inminente, o que tenga una emocionante misión, o algo así; no llevar a cabo tareas domésticas. Es cierto que el peligro inminente sí que aparece hacia el final de la aventura (la mejor parte, en mi opinión); pero antes tenemos que hacer esas tareas sin siquiera saber que va a haber tal peligro.

En tercer lugar (last, but not least), personalmente encuentro bastante absurdos los juegos donde "estás perdido en tu propia casa". Esto es algo que alguna gente ha criticado a algunas aventuras del Dr. Van Halen, mientras que a otra gente le gusta. Yo me encuentro en el "bando" de los detractores de este tipo de puzzles. Tanto la historia como algunas descripciones del juego me dejan claro que, como hijo de los cazavampiros, he hecho ya muchas veces algunas de esas tareas que tengo que realizar (el pan de ajo no, pero sí afilar las estacas, etc). Debería saber perfectamente dónde están las cosas que necesito, y cuáles son los procedimientos que debo llevar a cabo. Debería saber que hay una prensa en la mesa, que las estacas se ponen ahí y se afilan. En mi opinión perjudica un poco la inmersión que se suponga que soy un personaje que lleva haciendo algo toda su vida, y que sin embargo cuando juego estoy perdido en mi propia casa y me pregunto cómo se harán las cosas. Aunque entiendo que esto es una opinión y mucha gente no la comparte.

Algunos problemillas muy concretos de implementación: siempre se puede "entrar" y "salir" pero no se puede "entrar en el baño", "entrar en la bodega", etc. Para mí esto último es natural y debería soportarse. De hecho, incluso hay una descripción donde se te dice algo así como "puedes entrar al baño", pero si inmediatamente tecleamos "entrar al baño", nos encontramos con un "no entiendo"; esto puede sorprender sobre todo a un novato. "Ir al baño" tampoco funciona, sólo "entrar" que fue la cosa nº 4 o 5 que probé.

No me gustan tampoco descripciones tipo "Veo un pan (que está cerrado)" o "Veo un pan (en el que hay una mantequilla esparcida)". Me consta que esto puede ser culpa de inform, que se empeña en tener un modelo de mundo excesivamente complejo y es muy rígido; pero quedaría más natural "Veo un pan" y "veo un pan con mantequilla esparcida", por ejemplo.

Dejando ya los problemas, en el lado positivo: la narrativa y el lenguaje están muy cuidados, como siempre en Incanus. Las "escenas" que aparecen de vez en cuando cuando hacemos algo relevante, en las que se nos muestra un texto que corresponde a una reflexión que hacemos, me gustan, nos introducen bien en el personaje y en el ambiente. Las descripciones del entorno no son muy grandes pero siempre son suficientes, y podemos interactuar adecuadamente con todo (no hay cosas sin describir, etc.)

El sistema de pistas, como siempre, merece un diez. No lo he tenido que usar realmente, ya que la aventura sin ser excesivamente fácil tampoco es complicada; pero fui a echarle un vistazo porque suponía que estaría ahí. Es una gran idea, y bien implementada (con las pistas graduales que podemos parar en cualquier momento), ojalá la veamos en más aventuras además de en las de Incanus.

Por último el final me ha gustado (un final muy duro, por cierto); pena que el principio no motive tanto como el final.

Publicado originalmente en el Foro del CAAD
grendelkhan
Ayer jugué y me pasé en menos de una hora ésta aventura de Incanus, creo que es la primera vez que consigo hacer algo así con una aventura de éste autor. Eso me indica que la aventura no es tan difícil y que con un poco de paciencia se pueden resolver todos los puzzles bastante bien, excepto para abrir la puerta, es demasiado complicado y no sé hasta qué punto lógico abrir la puerta con esos objetos ya que igualmente se puede dañar, ahí es donde tuve que mirar las pistas del juego, pues ya no sabía qué hacer para abrirla.

Salvando ese puzzle, el resto es bastante asequible para el nivel de dificultad al que nos tiene acostumbrados Incanus. También es reconocible su estilo, tanto en los detalles como en algunas voces típicas de su tierra. La aventura me ha gustado, es de longitud breve (no es una mini) y el final es interesante, dejando de lado el componente fantástico de la trama...

Sobretodo, leer las curiosidades me ha "abierto los ojos" no sobre los vampiros, sino sobre el mensaje subyacente... los niños que se quedan solos en casa por culpa del trabajo absorbente de sus padres, que los tienen vampirizados. Chapeau por ésta doble lectura.

Publicado originalmente en el Foro del CAAD
Ginger_Ale
Hola, como verás, es la primera vez que escribo en el foro. Recién estoy empezando a jugar a este tipo de aventuras. Las primeras que jugué fueron "El libro que se aburría" y "La juguetería del mago Zacarías" precisamente por servir como tutoriales. Y la tercera fue esta.

Mi comentario no será tan valioso como aquellos de personas que vienen jugando desde hace mucho y que saben mucho más del tema. Pero te diré que "Pan de ajo" me hizo pasar un buen rato.

Precisamente fue su aspecto de cotidianeidad lo que me atrajo, así que se comprueba una vez más que sobre gustos no hay nada escrito. Me gustó el clima que creaste, transmitiste muy bien la atmósfera del momento del día en que transcurre la historia. Y encontrar ciertos objetos creó suspenso porque todo el tiempo esperaba toparme con algún chupasangre del cual tuviera que defenderme.

Pensé que me iba a resultar más difícil por mi falta de experiencia, pero los puzzles no fueron nada complicados, excepto el de la puerta, que me llevó un buen rato. Ahhh, y la cuestión del baño también estuvo por volverme loca.

Publicado originalmente en el Foro del CAAD
Urbatain
Para mi, aparte de lo criticado por Johan, que me parece acertado, el punto más bajo de Pan de Ajo (a mi, personalmente, no me gustó), es que no existe una caracterización acertada del padre como para que nos pueda importar. Nos importa un bledo que el padre esté ahí dentro. Y no hablo de que el muchacho protagonista sea frío y martillee la estaca sin mostrar sentimientos, eso me parece bien por la historia, si así lo desea el autor, hablo de una empatía que si la hubiese sentido el jugador, el efecto de ver al padre dentro del ataúd habría sido mayor. Efectivamente, el juego es una oportunidad desperdiciada, porque quien debió de estar dentro del ataúd era la madre, sobre la cual sí se ha forjado una personalidad y caracterización (no muy profunda, todo hay que decir), con la cual el jugador podría haber sentido algo y recibir la sorpresa final con emoción. Ahora, nos deja frío.

Luego está el relato aparte... el relato aparte debió estar integrado en la aventura, con dos escenas que se intercalasen: los padres luchando por volver a casa, y el niño preparando el ritual porque no sabe cómo van a volver. En definitiva, el relato me dice más de los padres y me hace que me preocupe más por la historia, que la aventura en sí. Pero como no está integrado en ella, como sino existiera.

Publicado originalmente en los comentarios del post "A falta de pan mejor repartir tortas" de Mel Hython en el blog Hit it.
Akbarr
Pues lo siento, Incanus, pero la verdad es que no me ha gustado mucho la aventura. Fundamentalmente es lo que ya he visto que han comentado otros, la historia es más bien anodina, no despierta mucho el interés. Como es corta y bastante facilona, pues ya que estás te la acabas. Pero te quedas un poco con sensación de que ni fu ni fa.

Otra cosa: lo que sí me ha gustado es tanto la ejecución online con Parchment, que es super-cómoda, como todo el tema de promoción y seguimiento de usuarios con Facebook.

Ah, la aventura me ha recordado un montón a "Vampiro" (excepto por el tono, claro). Es una especie de "Vampiro costumbrista" xD
Publicado originalmente en dos posts (1 y 2) del Foro del CAAD
Garamonde
Ahora mismo he acado de jugar y pongo mi opinión para quién le pueda interesar.

Lo bueno

Es simple y directa. Una vez se empieza se deja jugar muy bien y de forma natural. No he tenido más que unos pocos problemas de comandos que no me entendía.

El argumento no sirve como excusa para el juego, se integra bien en el desarrollo y motivaciones del personaje.

Lo malo

Título poco atractivo. Creo que se ha comentado en otro lado y alguien dijo que el título no era importante pero no estoy de acuerdo. Jamás hubiera jugado a este juego por el título y la breve descripción que se da de él en las descargas. Parecía de lo más aburrido y nada más lejos de la realidad.

Las partes en que el protagonista nos habla se hacen eternas. Se pueden acelerar pulsando teclas pero entiendo que el autor quería dar un tiempo y efecto determinado a la lectura. Tal vez que el lector no leyera por encima sin más. Pero resulta molesto con una introducción tan larga. En el resto del juego es más soportable.

Cosas mías

Cuando conseguí el pan, lo puse en la mesa (la RAE no admite mesón como mesa grande así que supongo que será dialecto del autor). "abrir pan" y abre el pan con el cuchillo... que no tengo. Supongo que el juego lo coge directamente o que tal vez no se requiere el cuchillo en el inventario si no que es parte de la cocina. Intento poner la mantequilla en el pan... y me dice que necesito un cuchillo.

Con el ataud abierto y el padre convulsionando no me deja cerrar el ataud por que teme despertar a su padre (??). Quería cerrarlo para ver si se calmaba. Intenté ponerle la cruz encima pero luego vi en las curiosidades que había que tocarlo con la cruz, no ponerla. Intenté echarle aliento a ajo pero al poner "soplar padre" me dijo algo de morisquetas que tuve que ver en un diccionario y me pareció gracioso xd. Intenté golpearlo con el bate y el mazo para que se quedara quieto pero me decía que no por que se movía demasiado. ¿Acaso no está en el ataud? Además apenas mueve las manos con lo que no opondrá mucha resistencia. Intenté clavar las estacas en padre pero no conseguia que lo aceptara. Tuve que ver las pistas para encontrar el comando para acabar con él.

También pensé que el que hubiera un ataud ya preparado en el sótano no tenía mucho sentido. Si los padres lo usaban para rematar algunos trabajos, no hay motivo para que hubiera un ataud completo. El protagonista ya lo dijo bien, una bolsa o algo así.

También parece raro que hayan metido un ataud en casa sin que el protagonista se haya dado cuenta durante ese mismo día. No hay ataud para la madre tampoco (aunque puede haber muerto sin más). Y según a quién preguntes, los vampiros no pueden entrar a casas sin invitación.

Son detalles que me quedan algo confusos pero que no estropean la aventura en sí misma.

Resumen

100% recomendable. No os dejeis engañar por el título.

Si tuviera que recomendar aventuras para un novato esta estaría entre mis elecciones.

Para un veterano resulta corta y simple pero al mismo tiempo refrescante.
Publicado originalmente en el Foro del CAAD
jenesis
Es un juego cortito y sin puzles complejos.

Tiene algo de sordera, nada que no se pueda arreglar en futuras versiones.

Como juego no me ha parecido especialmente destacable, pero sirve para relajarse y disfrutar de la buena prosa de Incanus, algo que nunca decepciona.
Publicado originalmente en su Ficha en el CAAD
nines
La hice anoche, me gustó, facilita y entretenida :)
Publicado originalmente en su Ficha en el CAAD
Elaine Marley
Una aventura amena que recomiendo a principiantes. Carece de multimedia, pero yo al menos no la eché en falta. Empatizo bien con el personaje y con la historia en general, y me gusta el tema. Los puzles son sencillos y asequibles, además incorpora un sistema de pistas gradual que se agradece. En general me ha dejado un buen sabor de boca. Lo que sí he encontrado es alguna sordera o síndrome de la palabra exacta, pero en contadas ocasiones, así que al menos a mí no me ha importado demasiado.
Publicado originalmente en su Ficha en el CAAD
Raulvlc
Ha sido mi primera aventura de este tipo desde hcae muuuuchos años, y la verdad, es corta pero intensa y sugerente. Adictiva y con detalles.
Publicado originalmente en su Ficha en el CAAD
Volver al Principio | Home
Febrero, 2015
Juan Sebastián Armas Maturana - Incanus
sarmasm@yahoo.com